domingo, 25 de marzo de 2012

SUBBÉTICA TRAIL: GRANDIOSA

Los 4 ¿fantásticos? tras llegar a meta.
De nuevo en el bonito pueblo de Zuheros y de nuevo las mismas cuestas, piedras y ganador. Zaid volvió a dar un repaso y rebajó su marca aquí en algo más de 1 minuto con respecto al año pasado. En féminas este año ganó Blanca, con 12 minutos sobre Encarni, la ganadora del año pasado. Y como tercera fémina senior tuvimos a Carmen Navarro, marca de la casa. ¡Enhorabuena Carmen!

Hasta el arroz estaba perfecto.
Llegamos a Zuheros justitos de tiempo... para ver amanecer desde allí. Entre el cambio de hora y no sé qué pasó, estábamos desayunando abajo, en Doña Mencía, algo más tarde de las 7:30. Bueno, así da tiempo a hacer la digestión y todo, jeje. Nada más llegar me encuentro a dos veteranos zepelines del asfalto Antonio Sánchez del Saucejo y Paco Osuna el de Badolatosa con ganas de echar un rato de monte, cosa que Antonio fue allí medio engañado por el otro. ¡Vaya par de elementos con ganas de cachondeo! Veteranos que van a 3:30 en los "diezmiles" metidos por aquí en plan cabra.
Con los máquinas del Corduba Trail
Desde la salida cogimos un ritmillo en condiciones para hacer los primeros kilómetros que recorren la vía verde, antes de encontrarnos con la subida más grande de la prueba con 4 kilómetros en los que se ascienden unos 470m. que te dejan las piernas ya hechas para recorrer las famosas "llanuras bélicas y páramos de asceta". Una zona preciosa donde estirar las piernas en leve bajada, al principio entre viejos almendros y luego a campo abierto por un pasto verde salpicado de piedras calizas que dan ganas de soltar las vacas allí y no recogerlas hasta después de la primavera. Precioso. Lo digo siempre: la llanura esa de la Subbética y la bajada por la Cañada de las Carnicerías es lo más bonito que he visto en carreras. A ver quién dice que no...
Ahí fue donde empecé a despegarme de mis compañeros Dani y Jose Luis, que uno sin el fondo y otro tocado bajaron el pistón. La bajada para poner fin al primer bucle es de piedras sueltas, pero me tiré a lo que saliera talonando mucho para no "esfaratarme" ningún hueso. Y me salió bien, pues adelanté muchos puestos en ese tramo.
Carmen Navarro, 3ª en su categoría
Al empezar la segunda subida, como la conocía del año pasado y me vi mejor de tiempo que la otra vez, pues seguí achuchando (a mi nivel, claro) para no perder ahí nada de tiempo ni puestos. Llevábamos varios kilómetros el mismo grupo de corredores y antes del penúltimo avituallamiento algunos se desfondaron y otros seguimos dando zapatazos pensando en "ya mismo viene la p*** bajada a meta". 
¡Y vaya si llegó! Ni paré en el último avituallamiento por tal de no perder el paso que cogí y de las ganas de llegar. Los últimos 4 km iba "encenegao" de ganas de llegar... adelanté a tres o cuatro más y aunque madre mía qué dolor de patas dije"venga, que el lunes descanso", cosa que iba repitiendo mientras bajaba el zigzag que da al pueblo y donde muy chulo pensé eso de "ahora subo al castillo al trote por los escaloncitos".
Menos mal que no lo dije en voz alta... killo la respiración me faltaba y los escalones los hice como se tienen que hacer: con cuidado de no caerse y andandito. No volví a ¿correr? hasta las calles previas a meta.
Ya en meta se ve la vida de otra manera. Que sufra el que siga corriendo, yo ya he cumplido por hoy. Otra más para el saco y a esperar a mis compis que no tardan en llegar.
Relajados  por allí me encuentro a los del Corduba Trail: Curro, Antonio, Rafa... y Fco. J. Ríos, el que lleva el blog Los Cabra de Córdoba.

Por cierto, le gané a Peri, que puso como excusa que iba grabando con la cámara que le colocaron en la espalda. Una excusa muy mala pero bueno... jajajaja, es broma tocayo. 

Y no hay mucho más que contar a parte de volver a decir que Zuheros es un pueblo precioso encastrado en la entrada de la Sierra Subbética cordobesa, donde iremos todos los años a participar en esta gran carrera llena de imágenes y sensaciones muy placenteras con las que, a parte de sufrir, disfrutar un montón por sus senderos, bajadas y subidas empedradas. Un recorrido de sobresaliente el cual esperemos que no lo toquen nunca, ni para más ni para menos. Como se dice: si algo funciona... ni lo toques.

4 comentarios:

carmenavarro dijo...

k bien m lo he pasado¡¡, como he disfrutado el dia, compañeros¡¡¡...y lo k nos hemos reido¡¡

carmenavarro dijo...

x cierto Pedrillo, como siempre, peaaaaaaso de crónica, chaval¡¡

Anónimo dijo...

Estupendo día y preciosa carrera!! Me consta que Jose Luis no bajó el pistón, es que no podía seguirte Pedro!. Enhorabuena Carmen por el carrerón!!
Ajedrecistapiz.

FALIN dijo...

Estuve y corroboro. Un saludo