domingo, 17 de febrero de 2013

CAÑÁ LA PERRA: UNA RUTA POR SIERRA LAS NIEVES


A las 8:15 todos puntuales en el mirador del Puerto Saucillo para hacer una ruta tranquila por la Sierra de las Nieves. El día amaneció muy bueno y se mantuvo así con un poco de fresco en algunas zonas durante todo el recorrido.
Decidimos mediante el "wasa" y alguna que otra llamada que lo propio era meternos unas 4 horitas para ir cogiendo fondo, que uno por una cosa y otro por otra... vaya mierda de fondo que tenemos todos todavía a estas alturas de temporada.
Quero, Bonilla, Jose Luis, Carmen Navarro, Antonio "largo" y dos personajes del terreno de lujo que nos iban a llevar por unos sitios bonitos, bonitos: Rafa Romero (el de la Pinsapo) y Jose Juan Martínez (un libro de sabiduría natural). Y el burro el último, o sea, yo.
El primer tramo que hacemos es uno nuevo que va a tener la Pinsapo Trail del próximo 7 de abril. Una bajada chula que hay que llevar cuidado por la gran cantidad de hojarasca de pinos que hay y que pueden hacerte resbalar. Eso sí, la pisada blandita, jeje.
Lo siguiente fue hacia la Cueva del Agua y de allí al tajo la Alberca, precioso sitio en medio de esta Sierra y desde donde continuamos al pinsapar de Cuberos. De vez en cuando hacíamos altos en el camino para juntarnos todos y echar una visual alrededor ya que luego durante la competición en abril no se puede levantar cabeza y los pinsapos enormes bien valen una parada. Además Jose Juan y Rafa se encargaban de ir explicando todo.
Antes de llegar al puerto el Hornillo paramos para ver enfrente la zona de las Arenillas, sitio por el cual pasé hace casi un año y ya empecé a ubicarme bien en la Sierra de las Nieves. Ya era hora, entre tanta arboleda no sabía ni por dónde iba. Qué placer correr por estos senderos.
La bajada desde Hornillo al puerto Bellina es rápida y divertida. Aproveché para grabar algún cachito de video para el recuerdo e iba el último sacando fotos de cualquier cosa. Todo es bonito allí. Hicimos parada en uno de los pinsapos grandes con forma de candelabro antes de entrar en el pequeño bosque de cedros (¡hombre, los cedros!, jejeje).
Total, que como íbamos bien... pues a los ventisqueros. A subir parriba y por primera vez en todo el recorrido sin árboles por todos sitios. Por esa senda que te lleva hacia el peñón de los Enamorados y pasa por los neveros y junto a una profunda sima, el aire arreciaba y bastante fresquito. Pero en cuanto pasamos por los imponentes y centenarios quejigos y comenzamos a bajar deja de pegarte la ventolera y le decimos adiós a la cima del Torrecilla, tan a mano como la tenemos.

Y ahora la cañada de la Perra.
Hoy me he quedado en duda y tendré que quitármela haciendo un par de recorridos más por esas alturas. Hasta hoy he mantenido que la bajada más chula de la Sierra las Nieves era la cañada de las Carnicerías, pero hoy he conocido la de la Perra con sus tramos con barro, otros de lasquitas, zigzags guapísimos de los de "er tobillo ze me cae ahí abajo" y el par de tramos que vas enmarañado entre pinsapitos de metro y medio y dos metros de altura que te cierran el paso.
Bufffff, qué gozada de cañada. Tengo que volver a Carnicerías pronto para ver si es solo un lapsus o es que es verdad que me ha dejado enganchado la de la Perra... ya contaré.
Y entonces es cuando Rafa dice que en vez de seguir hasta el mirador de Ceballos, vamos a hacer el tramo nuevo que va a meter en la Pinsapo Trail allá por el km 17 aprox...
Agarrarse que hay tela para cortar. Es corto pero pica con cohone. Cuando lleves más de la mitad de carrera y te digan "ale, mira parriba y ya sabes", no veas la que te queda. Una subida en zigzags cortitos y empinados por zona donde todo está removido por los jabalíes que por allí estarán a sus anchas y ese día les vamos a molestar un poco.
Lo bueno es que al subir haces un tramo de cortafuegos muy chulo y enseguida otra vez la bajada hasta, por fin, el final de nuestro recorrido (que no el de la carrera),  Puerto Saucillo.
Luego nos quedaba una bajada larga y poco técnica, pero esta ya en los coches, hasta el avituallamiento del Bar el Quini donde cayeron el par de cervecitas de rigor y que por cierto la dueña es muy muy agradable.

Pues esto ha dado de sí la mañanita. Y gracias a Rafa Romero y Jose Juan Martínez por enseñarnos algunas recónditas zonas de esta sierra. Nos hemos quedado "cuajaos" de todo lo que nos ha ido explicando Jose Juan. Este hombre es como el libro verde de Naturaleza que teníamos los que hicimos la EGB. Sí, ese de los circulitos de colores, jeje. Dentro estaba todo.
Nos contaba con lujo de detalles todo lo referente a los neveros, a las simas, los quejigos, las semillas... un lujo de compañía. Gracias a los dos.


3 comentarios:

Rafael Romero dijo...

Gracias a vosotros Pedro, por veniros para Yunquera y por se alumnos tan atentos y tan calladitos cuando José Juan nos enseñaba todo lo que conoce sobre la Sierra de las Nieves. Como bien dices, es un pozo de sabiduría y un libro abierto pues no le importa compartir todo lo que sabe.

Me alegro muchísimo que os haya gustado la ruta de hoy. Estáis invitados siempre que querráis, os esperamos por los Pinsapos!!!

Jose Sanchez dijo...

He disfrutado de todo el recorrido, de la buena compañía y seguro que repetimos!!! Saludos!!

carmenavarro dijo...

sin duda alguna...mi mejor experiencia x montaña¡¡¡...hay k vivirlo...